Comenzó a pinchar siendo todavía un niño y se convirtió en Dj internacional a la edad de 27 años. Es conocido con el sobre-nombre de King of Clubs y por ser toda una leyenda en Ibiza. A partir del 17 de Julio vuelve para la 6ª temporada. Todos los Martes durante nueve semanas en el Space.

Carl Cox chilling on a wall for his Interview

Dirige su propio sello (Intec), tiene un programa de radio llamado Global y ha pinchado ya por todo el mundo. Todo ello es motivo más que suficiente para concertar una cita y bombardearlo a preguntas aprovechando su visita del 2 de Julio en Dreamers (Marbella).

El 17 de Julio 2007 comienzas en Ibiza tu línea de fiestas. ¿Estarás nueve semanas en Space como ya estuviste el año pasado?

Sí, tengo afinidad con Space, cuando llegué a la isla fui de los primeros en ir a Space cuando abrió como “afterhour”. Era un concepto nuevo de club. En Europa estamos acostumbrados a los clubs que abren de noche y cierran a las 4 ó 6, pero nunca comienzan a las 7 de la mañana. Space se hizo famoso tras estas líneas de afterhour.

Cuando escogí mi residencia en Ibiza escogí Space. En la terraza al atardecer, puedes ver a la gente sentir el ambiente, se sienten bien bailando bajo el sol. Es una atmósfera increíble. Yo quise tener la terraza en vibración desde muy pronto. A las 8 de la noche ya tenemos Djs pinchando; cuando llegan las 9 ó 10 h. ya hay de 800 a 1000 personas disfrutando y esperando para entrar en el interior. Al disponer de más tiempo también tenemos que contratar a más Djs. Por ejemplo, para la terraza interior tenemos a Dj Marky, Goldie, Tim Deluxe, Yousef,… Y dentro está Danny Tenaglia o John Digweed.

La línea de fiestas se llama Carl Cox, the King of Clubs, ¿le pusiste tú el nombre? ¿Cómo surgió?

El año pasado fuimos votados como las mejores noches de club. Eso me hizo muy feliz.

Normalmente es Cocoon la mejor noche, o Pacha. La gente comenzó a llamarme el rey de los clubs. Fuimos capaces de llenar con 7000 personas, un Martes por la noche. Eso fue increíble y estábamos muy satisfechos. Entonces decidimos llamarlo así: Carl Cox, the King of Clubs (Rey de los Clubs). A la gente parece que le gusta.

Sobre las técnicas que aplicas sabemos que pinchas con tres platos.

Sí, suelo pinchar con tres platos con vinilos. Hago un show y el sonido que muestro es muy importante para mí. También ahora estoy utilizando más media, es decir CD y mi ordenador y a crear cosas. Y siempre creando en el momento. Nunca he programado, no lo he hecho antes y no lo voy a hacer ahora. En mi ordenador no hay secuencias hechas.


¿Y cómo lo consigues hacer en tiempo real?

Miro al público. Es como un guitarrista que empieza a tocar lo que le gusta y le hace un regalo a la gente. Intento coger la música apropiada para cada momento, ya sea break beat , progressive, trance, minimal,… Si sólo pinchara un estilo la gente se aburriría. Deben preguntarse ¿hacia dónde irá ahora?. Pienso en cada momento muy bien lo que tengo que hacer. No puedo programarlo, tiene que ser auténtico.


¿Piensas que el MP3 está sustituyendo al vinilo?

El vinilo no se perderá nunca. Es algo que puedes tocar, oler, ir a una tienda, si alguien te da un archivo no es el mismo sentimiento. O si estás buscando un disco y al fin lo encuentras. El Mp3 o el bajarte de la web no tiene esa magia. Sí hay que decir, que si es un disco bueno da igual que sea MP3 o no. Es la misma música.

Has lanzado varios productos, como por ejemplo Teachmix …

Sí, hay dos productos que apoyo. Uno que enseña a pinchar. Dispones de dos vinilos o CDs con un libro con todo tipo de signos y explicaciones. Puedes usarlo para enseñarte a ti mismo. Yo lo he usado mucho para ver cómo funciona. Y lo fácil que es.


¿Yo podría aprenderlo?

Sí, claro, fácil, en 10 minutos, (risas). Djs, chicas internacionales,… ¡claro!, coches, dinero, garantizado, (risas). Es muy difícil enseñar a ser Dj, hay que empezar desde muy al principio, con un nivel básico,… poner tu propio toque, tu energía, y el tipo de música que quieres hacer. Lo más importante es aprender la técnica.

También hace 4 años Vestax me propuso crear un Dj mixer. No quise que simplemente hicieran un mixer y yo lo firmo. Quería hacer algo, partiendo de la idea, de lo que yo necesito para pinchar. Esta noche lo voy a utilizar. Se llama PMC-CX de Vestax.

Me siento muy identificado y me gusta mucho utilizarlo. Está totalmente adaptado a mí.

El “performance” siempre es mejor si lo hago con mi propio mixer.


¿Saldrá algo nuevo en tu sello?

No de momento. Cuando empecé era realmente un sello pero las cosas han cambiado. Muchas empresas distribuidoras se han hundido. El mercado del vinilo ha bajado mucho. La venta de Mp3 y descargas se han multiplicado. La venta de discos es cada vez más difícil. En cada disco que sacaba estaba perdiendo alrededor de 2 y 3000 libras por lanzamiento. Eso hace que no tenga sentido seguir.


Acabas de lanzar “Intec 50” (Intec, 07) …

Sí, Intec 50, ya está en la calle y es lo último que sale en vinilo. No sé aún como continuar, me parece bien la cultura del Mp3 ya que permite a los jóvenes hacer música por poco dinero. Pero la cosa está cambiando. Los propios Djs prefieren tener el fichero para meterlo directamente en el ordenador en lugar de tener vinilo. A mí me sigue gustando apoyar a los jóvenes artistas, la nueva música. Quiero tener un sello que se mantenga fuera de las tendencias de moda.

Hace 9 años cuando empecé con el sello, la música era la que ponía en las pistas. Eso es lo que apoyo, mi música, mis artistas, los sonidos con los que me identifico. Puede que saque vinilo si tiene sentido hacerlo.


¿Ha sufrido la calidad de la música con estos cambios?

Cuando hago música en estudio me cuesta 30.000 libras. Si la haces con ordenador te cuesta 1000 libras. La calidad de la música no es la que era. Si tu disco funciona, bien y sino lo tiras. La calidad de la música ha bajado mucho, todo es mucho más comercial.


¿Esta noche pinchas en Marbella tienes ya alguna idea a aplicar?

Pincho en Dreamers que no es un club underground, es muy comercial, pero es bonito. El sonido está bien, a la gente le gusta, se crea buen ambiente y por eso he vuelto. La mayoría de los clubs ponen una música horrible y sin calidad. Nunca viene gente conocida a pinchar y me lo pidieron después de dos años. Si la gente me lo pide, yo vengo. Quizá están los árabes ricos que no entienden de música pero la escuchan y les gusta… y dicen compramos a este tipo (risas), quién sabe…

Leave a Reply

Your email address will not be published.