El creativo y polifacético Hilario Carruana no sólo se dedica al mundo de la moda desde hace más de 20 años, sino a todo lo que tiene que ver con la belleza natural. Hace moda geométrica y tiene una línea de cosmética cuyo origen proviene de la cultura árabe- mediterránea. Sus métodos y su filosofía es bien meditada y desarrollada durante años. El diseñador de moda, peluquero, psicólogo y productor de cosméticos ha concedido a Partysan una entrevista donde nos cuenta sobre su caja de costura.

¿Cuando comenzó tu afición por el diseño de moda?

Mi madre era modista y veía en casa todos los días como vestía a gente. Ella sí que era loca y no lo que yo hago (risas). Arrancaba las cortinas o un mantel y hacía un traje de noche. Yo le ayudaba y fue ella quien me enseñó. Trabajé de peluquero, soy psicólogo y he tenido mi propia consulta. La ropa quedó a un lado pero lo retomé para enseñar a una amiga. En el año 1989 monté mi primera historia oficial como diseñador. Me duró 2 años. Le cogí manía porque no podía hacer lo que quería. Me di cuenta que ya no era diseñador sino empresario. Cerré y no volví a coser hasta el año 2001. Comencé de nuevo a coser para familiares y amigos. Me di cuenta que si le liaba un trapo a alguien cogiendo en los puntos clave quedaba más bonito que lo que había estado haciendo antes con pinzas, tallas, cremalleras,… Una de mis pasiones son las matemáticas y la geometría. Empecé a investigar con las formas geométricas y como aplicarlas para obtener la misma forma que tiene el cuerpo manteniendo sus proporciones naturales. Del 2001 al 2005 sacaba colecciones con piezas únicas que mostraba en desfiles. Fue creciendo la demanda y monté una tienda. Al principio solo abría de madrugada hasta las 6 de la mañana. Era un punto de encuentro donde tomar copas y probar ropa… la policía no permite estos encuentros y el centro esta más traquido…ahora tengo el taller en mi casa.

¿Dónde encuentras la inspiración?

En las formas geométricas. Siempre que sea una línea pura todos los estilos me gustan, rechazo ambigüedades. Y particularmente en los diseñadores Vivian Westve, la inventora del punk y creadora de estilos, y Galiano porque es el único que es capaz de hacer un traje y preguntarte cómo lo ha hecho.

¿A quien te gustaría vestir?

A Vivian Westwood (Risas). Me gusta vestir a todo el mundo, excepto los cuerpos con mucha cirugía estética porque dificultan mi trabajo, ya que mi sistema es muy natural y mantiene las proporciones del cuerpo. Me gusta mucho vestir a las chicas “gorditas”. Hay un tipo de ropa que sólo se la puedes poner a ellas y les luce mucho. También me gusta mucho vestir a mujeres mayores que tienen una prestancia que les da la edad. Sobresalen del traje con la madurez que les caracteriza. En una chica muy joven, a menudo el traje tiene más presencia que ella, y el traje no debe esconderte a ti.

Has hecho desfiles….

Siempre he hecho y haré desfiles por mi cuenta. Nunca voy a una pasarela. No compito.

No me gustan los concursos ni los castings. No hay necesidad de elegir a uno y humillar el resto. Cada 3 ó 4 meses hago desfiles propios en el campo, en la calle, en hoteles, playas, he expuesto sólo con maniquís y he hecho fiestas.

Tienes alguna musa…

Conocí a una chica que me dejó impresionado, que es con la única con la que trabajo. Aparece en el logo y se llama Stefi Jaschinski. Es transparente y sabe mimetizarse.

Es una idea errónea la que se ha creado alrededor de las supermodelos. Es el soporte y la que da movimiento y vida al vestido. Stefi es fantástica. Se convierte en lo que el vestido le marca.

¿Cuánto tiempo tardas en diseñar un traje?

Es muy diferente si diseño un traje al aire o diseño un traje para alguien. Tardo poco en diseñar una colección completa, lo difícil es convertirlo en un patrón geométrico sin uso de tallas, pinzas, cremalleras,… que se lo pueda poner cualquiera, y que conserve el espíritu y estilo de lo que yo he diseñado.

Cuando trabajo con alguien la primera vez dedico mucho tiempo al probador para conocer el cuerpo de la persona saber donde enganchar para que el cuerpo suba. Pruebo piezas y patrones básicos. Cuando tengo el diseño tardo en corte y máquina de 30 a 45 minutos.

Bueno, bonito barato eso lo cumples…

En diseño sí, en calidad de tela lo que elija la gente. Me preocupa más que tenga poco petróleo, contamine menos y tenga más algodón…

El precio está muy bien porque no hay intermediarios, mis trajes están en 150€ a 200€.

Eso es baratísimo. Cobro en función de mi trabajo. Hay un mercado de mentira montado ya que hacer un traje de noche tiene el mismo trabajo que uno de novia o uno de calle. Sólo cobro el extra de tela.

¿Cual es tu meta?

He llegado al máximo que podía aspirar. Tengo todo tipo de clientas y no me siento limitado. Puedo hacer lo que quiera y vivir de ello. Seguramente me canse, lo deje y haga otra cosa que no tenga nada que ver. Ahora siento pasión por echar una mano a la gente joven que está empezando o no está metida en el rollo del comercio. Estoy en trámites con el ayuntamiento para hacer desfiles y enseñar como llevarlos a cabo.

¿Vistes a hombres?

Me gusta vestir más a las mujeres. Están más abiertas. La ropa es para pasárselo bien. Hay que quitar el rollo de la moda. No identificarmos con la ropa. Es sólo un juego. Lo importante es el ser humano.

Kommentar verfassen, Diskossion starten, Meinung melden‽