El nuevo disco ‘Last Night’ de Richard Melvilla Hall alias Moby está por fin en la calle. ‘Last Night’ ofrece una vuelta a los orígenes con sonidos raves, pista de baile y además rinde homenaje a grandes de la cultura Dj como Larry Levan o Tony Humphries que tanto le inspiraron en los 80. Esta consideración se percibe especialmente en cortes como ‘Disco Lies’ o ‘Last Night’. En esta última canción participa Sylvia Gordon, cantante que el propio Moby descubrió en un bar de karaoke. El disco refleja los ambientes de una noche de fiesta en Nueva York: el comienzo, el punto culminante de la noche y la paz del amanecer en Nueva York camino a casa. Como Dj presenta un set intenso que no será fácil de olvidar y que no deja indiferente. Partysan ha hablado en exclusiva con Moby y ha podido preguntarle sobre su estado e intención emocional al componerlo.

Moby in front of his City

¿Se puede decir que ‘Last Night’ es para Moby un disco nostálgico?

Sí, es posible que sea así. La música de baile está pasando en estos momentos por una fase nostálgica. Muchos de mis amigos, todos productores, están trabajando ahora en temas de Disco o House. Es natural que haya momentos nostálgicos en mi trabajo, pero para mi fundamentalmente representa también la música de Club del Nueva York de 2008. Salgo mucho de marcha en Nueva York y es por lo que este disco suena de esta manera.

¿No miras con nostalgia hacia tu pasado añorando tu juventud?

Naturalmente. Pero esta vibración se siente ahora mismo en toda la ciudad de Nueva York. La música de baile es en ‘la gran manzana’ ecléctica y muy tradicional. Desde el punto de vista mundial la música electrónica es muy blanca. Alemania es por ejemplo el hogar de la música electrónica. En Nueva York fueron los negros, latinos y gays los responsables del movimiento. Cuando en los años 80 comencé a pinchar, era prácticamente el único blanco en la discoteca y encima trabajaba también con el Hip-Hop.

¿Crees que los europeos pueden comprender la escena de club de la ciudad de Nueva York?

Espero que todo el mundo lo pueda comprender y le llegue el disco independientemente de donde viva. Está claro, que o te gusta el disco o no. Pero no tienes que ser de Nueva York para que te gusten las canciones. El trabajo se ha inspirado en Nueva York, pero la música de baile es internacional. Por ello es tan interesante y emocionante. Escuchas un corte excepcional y no sabes de qué país es el productor. Debo decir que ‘Last Night’ me divierte y pretendo que todo sea transmitido de forma relajada.

¿Para ti es importante tener un sonido moderno y acorde con los tiempos de ahora?

Durante mucho tiempo se trataba de crear música nueva, progresiva y de desafío intelectual. Sinceramente quiero escuchar simplemente música emocional. Quiero poder sentir algo. No es que tenga que llorar cuando la escucho, pero las canciones me deben hacer feliz, triste o provocar algún efecto. Debo poder sentir la música.

¿Crees aún en la evolución de la música?

La evolución de la música resulta de forma casual. Cuando la gente quiere hacer algo progresivo suele ser casi siempre un gran fracaso. El Rock’n’Roll fue un tremendo accidente. El Hip-Hop surgió solamente porque hubo gente que siempre quería volver a escuchar los mejores tramos de algunas canciones. Tocaban repetidas veces los mismos pequeños fragmentos desde el principio hasta el final sin pausa. La música house existe gracias a que homosexuales de color querían escuchar música minimal en Chicago. Frankie Knuckles fue el responsable de ello. Cualquier buen género ocurre simplemente así.

Tu imagen siempre ha sido la de el chico de al lado, simpático, adorable y tranquilo. ¿Te resulta molesto?

Simplemente creo que es gracioso. A principios de los 90, cuando comencé a producir, no tomaba alcohol y en general era muy inofensivo. Pero con el tiempo comencé de nuevo a beber, salía mucho y hasta he tomado drogas en alguna que otra ocasión. Yo diría sinceramente que soy un tipo normal. El caso es que con las entrevistas puedes decir algo pero no lo puedes anular. Mi vida es ahora muy diferente a lo que era hace 17 años. Han pasado muchas cosas en este tiempo, pero este tipo de imagen siempre la llevas contigo. Pero prefiero grabar discos y ser malentendido, que lo contrario. Eso es seguro.

Kommentar verfassen, Diskossion starten, Meinung melden‽